El secreto mejor guardado: Mi vestido de novia

Hola a tod@s! espero que estéis bien y que la lluvia no esté empañando vuestro ánimo!

Este fin de semana ha sido muy especial para mí, porque…¡¡ Ya tengo vestido de novia !!

La verdad es que es uno de los temas que siempre nos preocupan a las novias ¿cómo será? ¿cuándo lo encontraré? ¿cuánto valdrá? y un largo etc de preguntas que seguramente las que estáis en el proceso de encontrarlo os habéis hecho. Yo nunca me había probado vestidos, aunque ya había ido a otra tienda, así que estaba muy muy muy nerviosa!

Hace más o menos 2 o 3 semanas me enteré que Rosa Clará estaba en liquidación por el cierre de su tienda así que ni corta ni perezosa pedí cita para ir a ver los vestidos y ¿qué deciros? pues que me llevé una decepción muy grande! El trato recibido me dejó mucho que desear de esta gran marca, por otro lado los vestidos al ser de liquidación creo yo que era ya lo que les quedaba, así que imaginados cómo estaban esos vestidos! yo los ví un poco sucios y además no había ninguno que me enamorara. Eso no quiere decir que todas las liquidaciones de esta marca sean así, simplemente que a mí me pasó eso.

Pasado el chasco de Rosa Clará fui a Pacheco, una tienda de vestidos de fiesta y de novias que está en el centro de Salamanca. Desde que entré nos trataron genial, me preguntaron cuándo sería la boda, si tenía alguna idea y qué día me venía bien la cita, me explicaron cómo iba a ser el proceso de selección de vestidos, el tiempo que iban a estar conmigo (2 horas), me dijeron cambién que íbamos a estar en una sala aparte, con una pasarela donde iba a poder probarme todos los vestidos que quisiera (y que me diera tiempo) y que podía llevar cámara y tomarme toooodas las fotos que quisera (algo que me encantó porque según he leído en algunas tiendas no te dejan) así que con toda esta información, elegí el día y salí muy contenta y eso que aún no había visto ni un sólo vestido!!

DSC0023

 

Pasaron las semanas y ¡por fin llegó el día! ya os dije antes que estaba súper nerviosa! y como iba con dos amigas, una de ellas casada, le pedí algunos consejillos y también busqué en foros, etc. recomendaciones para ese día especial.

A mí me sirvieron mucho estos consejitos:

– Ir cómoda: No hace falta que vayas súper hiper mega arreglada, ve cómoda y sobretodo a gusto contigo misma.

– Maquillaje: Es importante que no vayas excesivamente maquillada, sobretodo para no manchar los vestidos.

– Compañía: Elige bien las personas que te vayan a acompañar. Personalmente creo que entre menos gente  mejor porque lo que quieres es que sean sinceras y te den su opinión, si tienes a 10-15 personas te será más difícil. Yo fui con dos amigas y nos lo pasamos genial!

– Estilos: Ve con la mente abierta, lo digo por experiencia, porque yo iba con una idea muy clara (o eso pensaba yo) de lo que quería y allí me di cuenta que al probarte otros estilos te das cuenta por ti misma que lo que en un principio querías no te queda tan bien y ele estilo que no querías te queda “que ni pintao”

– Presupuesto: Si tienes un presupuesto específico dilo, sin vergüenza ni miedo, yo tenía un presupuesto del que no me podía ni quería pasarme así que lo dije porque no quería enamorarme de vestidos más caros que al final no pudiera comprar. Esto te ayudará a acotar la búsqueda y a probarte sólo aquellos que entran en el presupuesto.

– Ropa interior: Respecto a esto simplemente decir que vayas cómoda! es verdad que es recomendable ir con un sujetador sin tirantes porque para probarte vestidos con palabra de honor es mucho más fácil y cómodo, además que puedes ver el vestido tal y como es.

tumblr_inline_my6w9sxWAY1ss0t8e

 

Foto tomada de Tumblr

Creo también importante el hecho de resaltar que estamos tan influenciadas por los programas de bodas de ciertos canales que pensamos que nuestra experiencia tiene que ser como la de esas chicas, déjame decirte que no tiene por qué ser así. Cada novia tenemos personalidades diferentes, estilos diversos y formas de ver y vivir este momento muy diferentes. Yo pensaba que si no lloraba o si no gritaba de emoción era porque no era mi vestido y ¡Nada que ver! ni lloré, ni salté, ni grité de la emoción pero me sentía una novia de verdad, sentía que podía entrar ya a casarme y eso es lo realmente importante. Así que si no te emocionas como las chicas de Divinity, no te preocupes eso no significa que no es tu vestido.

Después de elegir el vestido, mirarme 5000000 millones de veces al espejo, comprobar que estaba dentro de mi presupuesto, me fui a mi casa feliz!

Sobra decir que disfrutéis mucho, dejaros aconsejar, y probad estilos diferentes, claro está que nadie conoce mejor tu cuerpo que tú pero a veces no sabemos que tenemos tesoros escondidos a no ser que arriesguemos!!!

Es un momento muy especial y único y ¿quien sabe? puede que encuentres tu vestido de novia en la primera visita ¡como yo!

Por último agradecer por el buen y especial trato a toda los que me atendieron en  Pacheco…. creo que si no hubiera sido por el buen asesoramiento, consejos, etc. No tendría mi vestido de novia, así que ¡ GRACIAS !

Muchos besitos y hasta otra!

E.

Pd: Shhhhh! 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s