SABOREAR.

08_05_2009_0413162001241766923_elena-kalis

¿Cuántas veces no nos ha pasado eso de empezar algo con muchas ganas y después lo dejamos porque no obtenemos los resultados que esperábamos? Seguramente dirás “sí” en tono bajito e incluso puede que llegues a avergonzarte de ti mismo-a por no haber seguido todas esas veces que te lo propusiste, pero quiero decirte que no es malo rendirse de vez en cuando si eso te va a servir para levantarte otra vez.

A veces es necesario caer porque de lo contrario no tendría ningún sentido levantarse y seguir luchando.

Esta semana tuve la oportunidad de estar en una reunión de amigos llamada “La Red” y el tema de esa reunión fue el volver a comenzar y algo que me llamó mucho la atención fue que la persona que estaba dando la charla dijo que volvemos a comenzar algo, generalmente, después de que algo haya ocurrido en nuestra vida, algún problema “gordo” o algo así. Me quedé pensando y es verdad. Reiniciamos el ordenador cuando aparece la pantalla negra llena de letras. Siempre ocurre lo mismo, tenemos un problema y reiniciamos y lo más importante es que no nos debemos cansar de hacer eso, en eso consiste la vida en Reiniciar cuantas veces hagan falta.

Muchas veces nos desanimamos porque, como decía antes, no vemos los resultados y decidimos cerrar nuestro canal en youtube, o eliminar nuestro blog o dejar de escribir, o dejar de hacer música, o dejar tantas y tantas cosas porque no queremos o nos da miedo reiniciar pero muchas veces he oído a un youtuber muy famoso contestar a sus fans que deben hacer lo que les guste no por la cantidad de gente que lea tu blog, o por los que ven tus vídeos o escuchan tu música… sino que debes hacer todo eso por tí. Debes continuar por el crecimiento que experimentas al hacerlo aunque las condiciones sean adversas y aunque  pienses que jamás llegarás a las personas porque el día menos pensado ocurrirá y te darás cuenta que valió la pena reiniciar, valió la pena volver a comenzar.

No tengas prisas porque “de la prisa solo queda el cansancio” sé paciente, saborea cada etapa de tu vida y disfruta del camino que has elegido seguir o en su defecto que te ha tocado tomar.tumblr_mg7x19HLIs1rfwgkuo1_1280

Hace algún tiempo llegó a mis manos un libro, este libro me gustó por su portada porque es de mi color favorito, pero su titulo me cautivó aún más. Empecé a leerlo y en él encontré una parte que me encantó:

“En cada paso, todo el camino. En cada instante, toda la vida. En cada pincelada, todo el corazón.

Saber es saborear, es la capacidad de extraer el gusto, la esencia de algo.

Una persona acelerada no está en condiciones de disfrutar la belleza del ahora. Se atraganta en la agitación, no puede extraer los nutrientes que guarda cada momento. Está lanzada al mañana, corre tras su ilusión de lograr un sueño, cuando no escapa de la vacuidad de sí mismo, de la desesperación de encontrarse con la propia soledad.

No es bueno terminara rápidamente una buena comida.

Hay que aprender a saborear el bocado, el agua, el vino y el café. También la amistad, la compañía, los amaneceres y el amor.

Un amigo de Tres Arroyos me envió una recomendación oportuna sobre este tema; es un profesional de la medicina, la recomienda y la practica.

Dice así:

Baila lento.

¿Alguna vez has visto a los niños jugando?

¿O escuchado el chisporroteo de la lluvia en el suelo?tumblr_me5ofqEfW11rxmhz9o1_500

¿Alguna vez seguiste a una mariposa en su errático vuelo?

¿U observaste al sol desvaneciéndose en la noche?

Mejor detente.

No bailes tan deprisa.

El tiempo es corto.

La música no durará.

¿Alguna vez has dicho a tu niño: “lo haremos mañana”, y en tu apatía no ves su tristeza?

¿Alguna vez has perdido el tacto?

¿Has dejado a algún amigo morir porque jamás tuviste tiempo para llamar y decir “Hola”?

Mejor detente.

No bailes tan deprisa.

El tiempo es corto.

La música no durará.

Cuando corres demasiado rápido para llegar a alguna parte, te pierdes la mitad de la diversión de llegar allí.

Cuando te preocupas y te apuras durante el día…

Es como un regalo sin abrir tirado a la basura.

La vida no es una carrera, vive un poco más lentamente, 

escucha la música antes de que la canción termine.

Aprende con sensibilidad a saborear, a saber”

Enrique Mariscal “Cuentos para regalar a gente sensible”

Espero que os haya gustado!

Besos.

E.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s