Hola Septiembre.

Hola! ya sé que hace ya 15 días empezó Septiembre, sin embargo para mí empezó hoy y os cuento por qué: hoy comenzó mi último año en la universidad! y estos años me han servido para reflexionar acerca de quién soy, quién quiero ser y sobretodo he aprendido que si uno quiere algo tiene que luchar. Es por eso que os comparto este post que escribí hace unos cuantos meses y que revisé el pasado 12 de Septiembre cuando estaba a un par de horas de aterrizar a mi último destino antes de iniciar mi vida profesional.

Espero que os guste y sobretodo que os inspire y que os anime a luchar y a perseguir vuestros sueños.

Besos.

E.

“Todos hemos sentido la sensación que da hacer algo por primera vez, es algo indescriptible porque es una ensalada o un sancocho de emociones, por un lado tenemos ese miedo a iniciar algo, ese miedo a lo desconocido pero por otro lado está la adrenalina y emoción que produce el hecho de que estés dando un paso más ¿hacia dónde? sólo tú lo sabes, y de eso no estamos nisiquiera seguros.

Lo importante de todo esto es disfrutar, disfrutar de la primera vez porque nunca más volveremos a tener esa sensación ya que puede que después de hacer lo mismo durante años la monotonía se apodere de ti y ya veas algo que al principio era fantástico convertido en un tostón, esperemos que eso no pase y si pasa que sepas salir de esa espiral que te llevará al país de la desmotivación cuya capital es la comodidad.

Cuenta la leyenda que una vez que viajas a dicho país necesitarás una visa especial para poder salir, sin ésta es prácticamente imposible que puedas salir con vida de allí. Para obtener esa visa tienes que trabajar no duro, sino muy duro, tendrás que pasar noches en vela, días en los que te tendrás que enfrentar a lo desconocido e ingeniártelas para salir triunfante pero cuando tengas el papel en tu mano que permita libertarte de aquel infierno podrás echar la vista atrás y ver que ha valido la pena. ¿Sabes cuál es esa visa? la determinación. Suena muy simple pero créeme, es muy difícil conseguirla aunque una vez la obtengas podrás tener un billete solo de ida hacia el éxito, perdón hacia el éxito no, pero hacia otra oportunidad seguro que sí. 

large

Muchos piensan que el éxito es un destino y que para llegar a él no hacen faltan más paradas previamente. Parece que actualmente es como el techo o la cima a la que deben llegar y yo me pregunto ¿qué se supone que tienes que hacer cuando ya estas en la cima? ¿quedarte allí? ¿volver a bajar?…. Prefiero pensar que el éxito es más bien un proceso, no un techo. Uno escala una montaña y lo más lógico es que vuelvas a bajarla no que te quedes allí, así que ¿por qué no hacemos del éxito una montaña en la que escalamos? procura prepararte bien antes de iniciar tu proceso/éxito, acepta los contratiempos que surjan en el camino y usa tus habilidades para solucionarlos y si tienes que bajar para equiparte mejor y volver a subir hazlo, no tengas miedo.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s